Ayer SALIO EL SOL. Siempre, siempre después de la tormenta, llega la calma. Ahí me quedé parada recogiendo cada uno de los rayos… Y aproveché para inmortalizar lo bien que le sientan a estos zapatos de Anniel, los rayitos de sol. ¡Ya era hora de poder ponérmelos! Un domingo con sol alarga la vida seguro! ¡¡Un abrazo!!
victoriasdelnue con zapatos anniel anniel zapatos en el blog