En invierno esto casi se vuelve un blog de calcetines exclusivamente… porque sobre todo cuando hace tan malo como estos días casi ni me cambio de zapatos en un montón de días.
Estos calcetines me los compré en Londres el finde pasado porque llevé unos como de veranillo y estaba flipando del frio que tenía en los pies! Total que ví una tienda de Calcetines Happy Socks y para que quería más!

Son además bastante más gorditos que los que he solido tener de la marca. Será que son ingleses y allí necesitan más grosor 🙂

Este enlace para comprar de esta marca. Hay mogollón 🙂

¡Feliz día de pies calientes!
Blog de calcetines