Pues es que los calcetines se han puesto de moda y eso, es un hecho. Ahora bien, el combinarlos bien es un arte y no todo el mundo tiene esa sensibilidad adquirida desde que nace… pero, se puede adquirír con el paso del tiempo, como todo en la vida. Ya que yo soy una gran defensora de mostrar nuestras personalidades a través de detalles en los zapatos o calcetines, en este post de hoy voy a dar una serie de consejos que hagan que aprendas a llevar unos calcetines que molen en un look que a priori sólo te pedía el típico calcetín negro #muerteAlosEjecutivos jeje

Si vas sobria/o en tonos qué calcetines le puedes meter

Este para mé es el caso más sencillo para meterle unos calcetines diferentes, molones y con bien de color. Al vestir el resto de manera sobria, no vas a tener el agobio de ir como un cuadro porque la fuerza o el punto original sólo la estás poniendo en los calcetines sin que choque con otros elementos, porque como te he dicho, para que esto funcione el resto de prendas que lleves no deben destacar. De esta manera podrás meter cualquier calcetín. 

 

Si vas de sport qué calcetines le puedes meter

En este caso podemos ser más divertidos y meterle calcetines con rayas, rombos, dibujos… La ropa informal siempre da más juego a la hora de combinarla y nos tiene que dar pie a soltar un poco la imaginación y  originalidad. Así que yo en este caso le metería algo un poco divertido, claro que jugando con los tonos y que peguen de alguna manera con el resto de la ropa. Por ejemplo ahora hay personas que se atreven con los calcetines blancos. Yo personalmente no me veo con ellos.. pero si eres un lanzado o lanzada puedes probarlo, ¡te animo muchísimo!

Esto es lo más parecido a blanco pero no llega a serlo aunque en la foto sí parezca. Es un azul clarito y tiene detalles en azul más oscuro como podéis observar en la foto. Son unos calcetines muy especiales de la marca Antipast de la cual ya he hablado más veces. Pero si, hay que reconocer que también son atrevidos. Por eso con un vaquero y un abrigo ya estás, si le metes mucho más, desbordas un poco la atención.

Si llevas pantalones de vestir oscuros y zapatos qué calcetines le metes.

En este caso me decanto por un calcetín fino en cuanto a textura. En mi opinión el color que le metas o no depende de cómo seas tú, yo me he puesto calcetines con bien de color con un pantalón de vestir negro y zapato cerrado. Así que para mí la norma es que sea un calcetín fino de calidad buena, ya que tiene que ir en la línea de la calidad y estilo de lo que lleves por arriba. Por eso siempre nos puede sacar de este apuro unos ejecutivos azules marino o negros. Otro básico de armario calcetinero. Así que en este caso, ponle especiales atención a la textura y calidad y no tanto a los colores. 

 

Con estas tres situaciones de vestir, espero haberos ayudado un poco. ¡Hay que lanzarse con los calcetines!

Feliz día 🙂