Y esto es lo que me quedé con ganas de contaros!! El primer día en Mandalay, ciudad al norte del país, es casi obligatorio para cualquier turista visitar la cantidad de pagodas y estupas esparcidas por las afueras. Nosotras, nos decidimos a hacerlo con dos guías y sus respectivas motos…. qué aventura!!!! Aquí no conducen igual que allí, ni en el mismo lado, ni de la misma manera…. Continuamente se pitan entre ellos para no chocarse, es la práctica habitual, y en cada carril pueden ir hasta diez vehículos (o personas/animales), y no exagero!!!! Pero no pasa nada, sorprendentemente todo funciona bien y además sin atascos!!! Aunque llegues a los sitios y esas cosas, para dos occidentalillas como nosotras un día en moto es acabar con un estrés y una intoxicación a gasolina!
Lo mejor fue cuándo a la vuelta de todo, faltaba uno de ellos y el tio nos dice echándose hacia adelante en el asiento, “montad, no pasa nada…” Y nosotras: “QUEEEE??” Pues eso, siempre hay una primera vez para todo, para mi esta fue la primera de ir tres en una moto. Alucinante! Jajaa!! Si cogen mi Burgman con el asiento que tienen se montan siete y dos niños!!! Jajajjaja
Eso si, un día genial y visitando sitios maravillosos, y yo, en modo victoriasdelnue, no me quedé sin una foto de una de las pagodas más espectaculares con los pies de uno de los guías de protagonista. Aquí la tenéis. Un abrazo enorme!!!!

20131121-181816.jpg

20131121-181853.jpg