Un día que llovía muchísimo en Bilbao, este chico y sus playeras , se resguardaban del aguacero en un soportal 🙂