Mi tía Pilar con unas sandalias preciosas. Para mí, tiene mucho estilo (que voy a decir… jejeje), y el momento que veis en la foto me encantó como para publicarlo en el blog.